domingo, 21 de noviembre de 2010

DIMMU BORGIR: ABRAHADABRA (2010)

Empecemos por lo basico, de todos es sabido que la banda ha sufrido una profunda reestructuracion, los mas puristas y amantes de los viejos tiempos, diran que casi “mutilacion” y que les tocaba a los Borgir adaptarse a su nuevo status.

Ya no es cosa que nos pille de sorpresa que atraviesen dificultades en su formación, pero lo cierto es que nunca antes habían sufrido un cambio tan notorio en sus filas como el que se produjo con la marcha de dos piezas vitales en su maquinaria y funcionamiento como eran el poderoso bajo y voz “limpia” ICS Vortex y Mustis, teclista y no menos notorio en su faceta de compositor en el grupo. Además, apuntamos que no tienen suerte para econtrar miembro estable en la posición de baterista, aunque ahora se encarga Daray (VADER, VESANIA),al que no han ofrecido el puesto de miembro de pleno derecho en el grupo,nos encontramos a Silenoz, Shagrath y Galder como únicos integrantes, quienes han tenido que recomponerse y hacer frente al mayor reto al que el grupo se ha enfrentadoen 16 años de carrera.

El sacar adelante la superproducción más grande, costosa y arriesgada que hasta ahora han hecho, podia acabar de una de dos formas, como su mas grande éxito, o la mas rotunda de sus cagadas.

Es curioso que, despues de matizar que ahora solo son 3, debemos aclarar que en ningún otro disco se habian sentido tan “arropados”, además de los tres Borgir, aquí participa una lista de músicos larga que irémos detallando con el disco, de entre la que destacamos a Daray, que ha hecho una labor notoria a la batera, y a Snowy Shaw, que también ha dejado su huella sustituyendo muy dignamente a Vortex al bajo y también a las voces limpias, aunque en "Abrahadabra" no sólo vamos a encontrar unas únicas voces limpias masculinas; hay mucho más. Lo que hace reseñable este disco, no son estos cambios en el line-up, sino la impresionante avalancha de medios con los que los noruegos han contado esta vez, nada menos que la Norwegian Radio Orchestra dirigida por Gaute Storaas y con el coro Schola Cantorum, que han ayudado a grabar la obra mas arriesgada y grandiosa de la banda hasta la fecha.

¿Es entonces este disco lo mejor de la banda hasta ahiora?. La respuesta no esta tan clara como parece.Ante todo, este trabajo,signifíca el no va mas de su vertiente sinfónica, que si bien les ha hecho diferentes en el panorama extremo, siempre ha estado conjugada con poderoso metal. Es la primera vez que el grupo utiliza una orquesta de verdad, un paso que ya estaban tardando en dar , y el resultado es sencillamente alucinante y espectacular, por lo nitido y bizarro y presiosista que resulta todo.

Paisajes sonoros increibles y melodias y composiciones orquestales dignas de una opera oscura. Esto no es una apreciacion gratuita,esta muy claro que nunca los Borgir habian sonado tan majestuosos y oscuros, pero ahi puede estar la pega, porque ello se ha convertido en un arma de doble filo en el momento en que el protagonismo va para las orquestaciones de Silenoz interpretadas por la Norgewian Radio Orchestra, en merma del black metal que esperamos todos de la banda, que se ha visto relegada a un segundo plano hasta el punto de que aquí en "Abrahadabra" te preguntas que hay de black metal, ya que no lo encuentras por ningun lado, ni siquera en su aspecto mas preciosista.

Tienes la impresion de estar escuchando un trabajo de metal sinfónico, suena como una banda de ese estilo, metidos a crear una grandilocuente obra oscura. A veces te da la impresion de que si una banda como Nigthwish se metiese en la actualidad a grabar un disco de “black” paririan algo muy similar a este disco. Pero vamos a desmenuzarlo, que llevo rato largo de rajada, y no he dicho palabra de lo que puedes encontrarte en el.

"Xibir" es la intro bastante inquietan de este Abrahadabra", aviso de lo que te espera, un preludio orquestal que se inicia con unos lamentos guturales y que desemboca en un rollito apocaliptico para enlazar con "Born Treacherous", que nos esconcierta bastante con sus constantes cambios de melodía y orquestaciones, muy por encima de unas guitarras que no destacan lo más mínimo, es mas, casi desaparecen entre tanta grandilocuencia orquestal. La batería en plan blast es lo unico presente de vez en cuando, y a veces algun retazo de guitarras que te recuerda que escuchas “metal”. El tema resulta desconcetante como digo ya no sólo por el apartado sinfónico, sino por lo que se espera de metálico, que en ocasiones roza el “minimalismo progresivo”, la crudeza que se espera de Borgir esta tan diluida, que sin ser un mal tema, esperas que el resto del disco te compense de esta inicial falta de “tralla”.

"Gateways" es el primer single extraído del disco, y aquí si, las guitarras suenan a black metal, aunque es un espejismo, los ritmos entrecortados y las masivas orquestaciones toman el control en poco tiempo. La guitarra de Silenoz todavía nos regala algunos momentos realmente atípicos en el grupo, realmente raros, como la voz de Agnete Maria Forfang Kjølsrud, que le da al tema un tinte teatral realmente curioso, con aparente sencillez en los instrumentos del grupo pero muy trabajado en las estructuras. "Chess With The Abyss" no aporta ni fuerza ni velocidad al disco, aunque no tenga tanto peso orquestal y en matices ocultos para descubrir en docenas de escuchas, a pesar de seguir llena de coros y voces de ultratumba, a las que esta vez se une la de Snowy Shaw, que a mi por lo menos me ha parecido muy adecuada. Aquí seguimos encontrando a un Sileznos desconocido y muy experimental, lejano del habitual maestro del black oscuro, aunque el trabajo del tema es notable.

"Dimmu Borgir" es un tema que podría haber salido de cualquier banda sonora propia de una peli de terror. Un tema curiosp que ironicamente a pesar de llamarse como el grupo, no tiene una carga tan oscura en sus melodías como cabria esperar, que suenan más épicas que oscuras,recordandome a bandas pagan-viking por momentos. Le sigue "Ritualist", un tema que sorprendecon su inicio de guitarra acústica al que se une un poderoso blastbeat de bateria durante gran parte del tema, ambos sonidos a la vez, para que luego digan que está todo inventado, como minimo original!. Aquí los arreglos siguen de lo más inquietante, extraño y variado dentro de la rareza que puedas oir, y vuelve la voz de Snowy para hacer unas minimas y oscuras líneas vocales.

El gusto de la banda por los tempos y melodías experimetales se ve desde el inicio en "The Demiurge Molecule", un tema que apuesto que la banda nunca hubiese parido años atras, interesante por lo de intentar innovar y escapar de lo ya hecho, pero tan falto de pegada y lineas que te “enganchen” como lo anterior."A Jewel Traced Through Coal" es,aun con un inicio engaños, de lo más agresivo del disco, un tema que escapa un poco de la linea orquesta predominante devolviéndonos a los DIMMU más "reconocibles" hasta ahora. Y a estas alturas de disco, creedme que lo agradecen los oidos."Renewal" es uno de los cortes más equilibrados del disco,tiene de todo, velocidad, buenas melodías y solo al inicio, genial y limpio , partes de desconcierto en las que te pregutas que coño es esto y partes en las que Shagrath nos recuerda ese algo tan especial que solo Dimmu tienen, con el aporte adicional de Snowy en la segunda voz, dándole ese toque tan teatral al conjunto que es ya marca de la casa. "Endings And Continuations" despide el disco con otro tema desconcertante y raruno, que incluye las voces invitadas de Kristoffer Rygg, que no se por qué no entiendo poque puñetas no estan mas presentes, recuerdan a Vortex muchísimo más que las de Snowy. Menciono también el aporte de Ricky Black de CHROME DIVISION en el slide. Aunque es un corte que engancha y hasta llega a animar ,con sus aterradores coros del principio y el final y las partes de bateria acelerada,te quedas con la impresion de que el disco se cierra de la forma mas rara posible.

MENCION DE HONOR: Al bonus track...una genial version de "Perfect Strangers" de los miticos Purple.Fiel al original, pero a la vez, tocada por esa aura oscura que los Borgir imprimen a todo...genial!

CONCLUSION: Este es probablemente el disco mas dificil de valorar del año, para que me entiendas, si eres de esos puretas para los que BLACK significa mucho corpsepainting y brutalidad descarnada, este album te parecera una solemne mierda, porque no le concederas oportunidad alguna, obsesionado en encontrar a los Borgir de tachas y rabia y melodias oscuras, que aún mantenian esa conexión que les tenia entre lo comercial y lo aceptable cuando hablamos de black metal. Pero si ya has aceptado que Borgir son un caso aparte, y que estan muy por encima de lo que muchas otras bandas pueden hacer (vestir armaduras de cuero, pintarse y tocar mas o menos cafre esta al alcance de muchos, pero cuantos de ellos pueden parir una opera oscura como es esta obra?), entonces apreciaras sin duda este trabajo y lo disfrutaras sobremanera, aumentando ese gusto con cada escucha.

Tengo la impresion de que este trabajo sera valorado en su justa medida con el paso de los años, cuando el peso de los cambios recientes no sea tan notable y podamos ver la monumentalidad de la obra como parte de la trayectoria de la banda. Igualmente entenderemos el brutal cambio de imagen del grupo, mas acorde con lo que ahora presentan...solo me queda una duda...¿¿como puñetas se lleva al directo un trabajo como este??.

VALORACION: Dejando de lado lo "death" o no que sea esto que escucho...merece sobradamente un 10 sobre 12, quiza mas...obras como esta no son faciles de encontrar. Gana puntos con cada escucha.

1 comentario:

Anónimo dijo...

a mi parecer este ultimo disco me encanto ya que yo a pesar q no soy un gran fanatico del blackmetal, lo es escucho y lo respeto, dimmu borgir lo transformo en una verdadera obra de arte oscura x lo q para mi es una de mis bandas recontrafavoritas

Wild Child Radio no se responsabiliza de las opiniones y pensamientos expresados por los redactores del blog

Idioma / Language